Páginas vistas en total

lunes, 16 de enero de 2017

Vestido suelto

Hola chic@s! ¿Qué tal estáis? ¿Pasando mucho frío? Aunque estemos en plena ola de frío polar, yo es llegar enero y se me quitan todas las ganas de seguir cosiendo para invierno. No sé si será que pasadas las Navidades nuestra vida social se reduce a la mínima expresión o que aquí en frebrero la cosa empieza ya a calentar, pero lo cierto es que con lo que tenemos en el armario es más que suficiente para terminar la temporada. Así que para mí este es un mes "tonto" en el que me paso más tiempo pensando qué coser que realmente cosiendo. 
La verdad es que he cosido el 90% de la lista de prendas necesarias para el invierno que me había propuesto, por lo que me siento más que satisfecha. Siempre queda algo en el tintero pero bueno, es algo inevitable. 
¿Y vosotras? ¿Ya habéis dado fin a la temporada de invierno o seguís cosiendo contra el frío?

Bueno, después de este momento reflexivo, hoy os enseño uno de los vestidos que he cosido este año para mi hija mayor. Esta temporada solo he le cosido dos vestidos arreglados y uno de tela de sudadera. Con eso y lo que nos valía del año pasado hemos tenido más que suficiente y yo no he tenido la sensación de coser para nada. ¡Da mucho coraje que se te queden los vestidos colgados en el armario con dos puestas!

El modelo de hoy es un vestido suelto y calentito en una viyela suave de colores rosados que seguro que habréis visto mucho esta temporada. Yo la compré en una tienda local, Galerias Madrid.


Desde hace tiempo tenía guardada en Pinterest una foto de un modelo muy parecido. Como ya sabéis este tipo de hechuras no es el que mejor le suele sentar a mi hija. Pero va creciendo y me apetecía cambiar un poco el tan manido corte en la cintura. 
Cuando le hice la primera prueba me decepcionó un poco. Pero luego, una vez terminado y arreglada la verdad es que me gusta mucho como le queda. 



El patrón es el mismo que el de la blusa que os enseñé aquí, el de la Blouse à empiècement, del Libro Nouveaux Intemporels Pour enfant de Astrix Le Provost. Para el vestido escogí la talla 8 alargada y le puse un forro con un volante abajo a modo de segunda capa. Me gusta el efecto que le hace el volante de abajo, porque levanta un poco el vestido y evita que quede demasiado lacio.
Como las instrucciones del libro están en francés, yo lo hice un poco a mi bola. Tened en cuenta, que al menos para esta blusa las tallas son justitas. Creo que es la primera vez que le coso algo de la talla 8 a mi hija..jjjj

A modo de adorno le coloqué en los bajos una puntilla pequeñita en el mismo tono de rosa  y un lazo en el canesú. El lazo se lo puse de manera provisional con un imperdible... y así se quedó. 
Aunque creo que le daré unas puntadas porque me pasé todo el rato arreglando el lazo para que no se viese el imperdible. 


Un vestido sencillo, arreglado sin excesos, ideal en mi opinión para niñas que ya van creciendo. 
Aunque mi hija protestó porque el vestido no le gustaba, porque no tenía vuelo y porque era muy ancho, comprobó que le resultaba muy cómodo y no ha vuelto a poner pegas para ponerselo. 




¿Qué os parece? 
Bueno chicas, espero que paseis la ola de calor lo mejor posible y que tengais buena semana. 
Un beso y hasta la semana que viene. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 9 de enero de 2017

¡Bienvenido 2017!

Hola chic@s! ¡En primer lugar Feliz Año Nuevo!¿Cómo han ido esas fiestas? ¿Deseando volver a la rutina o no?
Nuestras vacaciones han estado bien. Han sido unas Navidades un tanto atípicas pero hemos disfrutado lo que hemos podido y al menos hemos descansado bastante. 
No he cosido demasiado porque he preferido estar de relax, que lo cierto es que me hacía falta. Sin embargo algunas cositas sí he hecho y hoy os las enseño a modo de resumen.

Este año, para Papá Noel, les preparé a las niñas una casita de madera. Íbamos a iniciarnos en el mundo de los Sylvanian Families y cuando ví en la tienda CASA una casita de madera por 10€ no pude resistirme. Así que durante casi dos meses, de noche, estuve tuneando la casita para hacerla mucho más atractiva para sus nuevos habitantes.
Soy nueva en el mundo de las minaturas y he de decir que todo es mejorable... y más cuando el único rato que tienes para hacer manualidades es cuando las niñas se acuestan...
Sin embargo, las niñas quedaron encantadas y han jugado mucho durante todas las vacaciones, con su casita y sus muñequitos Sylvanian. 

Primero os muestro una foto del proceso: 


 Y aquí la casa terminada: 


Perdonadme no tener mejores fotos. Pero por la noche era imposible y una vez que recibieron la casa no estaba ni un segundo disponible para fotos..jeje

Aunque había decido tomarme las vacaciones de relax costuril, cuando se aproximaba la Nochevieja y le iba explicando a mis hijas por qué era un día de fiesta y por qué las chicas se vestían con vestidos de noche, decidí concederles un caprichín y hacerle unos vestidos de fiesta. A medio camino entre el disfraz y la ropa de H&M (jejejeje) me permití añadir mucho brillo a una noche especial y confeccioné un par de vestidos sencillos a base de raso de disfraces, tul y muchas lentejuelas. 


Ni que decir tiene lo felices que iban ellas con sus vestidos de "fiesta". A todo el mundo le decían que por la noche iban a ir a una fiesta con un vestido que les estaba haciendo mamá...jeje
El patrón es el Tea Party Dress de Tadah Pattern que ya os he comentado varias veces y que tengo más que trillado ya. Solamente añadí una sobrefalda de tul y un cinturón con un lazo. 
Coser la parte de lentejuelas fue un poco infernal, porque el brillo va pegado al tejido y la aguja arrastraba pegamento cada vez que se movía. Pero con bastante dosis de paciencia lo cosí medianamente bien. Total iba a ser para un día..De hecho lo he cerrado con velcro, porque aunque había comprado cremalleras invisibles, las lentejuelas hacían el trabajo muuuuy complicado.. así que velcro y listo..jeje


 Para Reyes, en un principio no tenía pensado hacer nada casero. A veces te hartas de coser y luego tu trabajo pasa desapercibido. Sin embargo, me enamoré de unos llaveros hechos con fieltro que ví en Pinterest y no pude resistirme a hacer unos cuantos.Son fáciles de confeccionar y como se hacen a mano los puedes coser tranquilamente mientras ves la tele por la noche. 


¿A qué son una monada? Tengo pendiente hacerme uno para mí, que al final los regalé todos y me quedé sin ninguno. :(

También para Reyes cosí una bolsita para llevar los ovillos de ganchillo en el brazo y así poder crochetear mientras caminas, esperas la cola del banco o estás tranquilamente en la playa. La hice siguiendo este tutorial del blog Momentos de Costura. Se hace enn un periquete y es un regalo muy práctico para las enamoradas del crochet. 
Otra vez perdonadme por la mala foto. Lo terminé de madrugada.. justo el día antes de Reyes.


Y bueno, esto ha sido más o menos lo que he cosido estas fiestas. Me queda enseñaros el vestido que le hice a Elena para el día de Navidad, pero eso lo dejo para más adelante porque en todas las fotos que tengo sale con rebeca y no se aprecia bien el modelo. 
Espero que hayais pasado unos días estupendos y que vengais con las pilas cargadas para el nuevo año. ¡ A por el 2017!
Un besote!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 23 de diciembre de 2016

¡FELIZ NAVIDAD!

Hola chic@s! Una entrada cortita solo para desearos una muy Feliz Navidad. Espero que todos la disfruteis en compañía de vuestros seres queridos. 
Besos. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 15 de diciembre de 2016

School Days Jacket

Hola chic@s!
Las que me seguís por Instagram ya habéis visto la prenda que os enseño hoy y ya sabéis como terminó el día del estreno. Ahora mismo la tengo en la tintorería y rezo para que quede lo mejor posible. 
Para las que no sabeis nada de la historia, os invito a leer esta entrada. 
A principios de temporada, cuando planeaba las prendas que mis hijas iban a necesitar para el invierno, un abrigo "arreglado" era una de las prendas que mi hija mayor necesitaba sí o sí. Tenía varias opciones en mente, pero finalmente me decidí por la School Days Jacket de Oliver and S. Se trata del patrón del típica trenca que todos algunas vez hemos tenido de pequeños. Un prenda atemporal y que sirve para cualquier ocasión. 
Como podeis ver últimamente soy mucho más práctica, y no quería un abrigo demasiado formal que solo usasemos en un par de ocasiones. 
Por eso este patrón me resultó perfecto. 


Como siempre antes de empezar un proyecto, suelo leer bastante reseñas de otras personas que han cosido este patrón. En este caso, la mayoría coincidía en que la chaqueta era bastante amplia. De hecho en las fotos de las prendas terminadas se podía comprobar que efectivamente era "crecedera".
Por eso, elegí la talla 5 para mi hija, aunque con el largo de mangas y del bajo de la talla 7.



A pesar de ello, como veis, la trenca sigue siendo grandota... vamos que tendrá trenca para un par de años más. Así que si os animais a coserla tened este dato en cuenta. 
En cuanto al nivel de dificultad, el patrón pone que es un 3 sobre una escala de 4. Aunque, como es costumbre, las instrucciones de Oliver and S son bastante claras y los gráficos muy intuitivos, yo recomendaría esta prenda a quien ya tiene algo de manejo en la costura. Incluso a quién ya ha confeccionado algún tipo de prenda similar. De hecho la forma de forrar la chaqueta en la parte de las mangas yo la hice diferente de las instrucciones porque me resultaba más fácil y cómodo. Creo que es necesario tener algo de práctica para poder tomar algunas decisiones durante las confección que se separen de las instrucciones originales.



La tela es un paño bastante grueso que compré en una tienda local el año pasado por un precio bastante bueno. El paño era reversible. Por una cara era azul y por otra gris. Yo opté por el gris porque me parecía más formal y adecuado para lo que yo necesitaba. 
Para contrarrestar la seriedad del gris, jugué con el forro interior. Escogí un algodón de patchwork muy colorido de Julián López de las rebajas de verano. Me encanta cómo la combinación de colores hace la prenda totalmente única. 




El patrón ofrece variedad de tipos de cierre. Yo opté por los típicos cierres de cuernos de trenca. Compré unos aquí en Sevilla pero eran una imitación plasticosa del cuero y  al coserlos a máquina quedaron fatal. No me gustaban nada y no había manera de sujetarlos sin que se quedara la marca de los alfileres. Por suerte mi amiga Pilicose, se ofreció a ir a preguntar a Pontejos, en Madrid, y allí había los cierres de cuero con los agujeritos ya hechos para coserlos a mano. ¡Suerte tener buenas amigas con recursos! Así que descosí los que habían quedado mal y en su lugar puse estos que veis en la foto.
 De todas formas creo que le voy a coser unos broches a presión para que la trenca quede mejor cerrada. Con las ganas de terminarla se me olvidó hacerlo en el momento.
El patrón trae la opción de hacer un chaleco alcolchado interior que se acopla a la chaqueta por si hace mucho frío. Aquí en Sevilla no tenemos inviernos extremos y no solemos bajar de los 7-8 grados. Así que no ví necesario hacerle el chaleco interior, pero si lo buscais en Google veréis que queda muy bonito y muy abrigado.



Y bueno, el dia del estreno tuvimos un percance típico de los niños. Hacía frío, estuvimos viendo un belén viviente en un pueblo cercano y al salir había un puesto de chocolates con churros... y ¿sabéis esa sensación cuando veis pasar las cosas como a cámara lenta? pues yo fue ver el vaso de chocolate y pensar que se iba a derramar.. y ya se lo había derramado encima.
No sabeis que disgusto. ¡Con todo lo que había trabajado!  Aunque bueno todos los males sean esos.
Así que tengo la trenca en la tintorería a la espera de que obren el milagro y eliminen la mancha.
Os mantendré informadas.
Os dejo algunas fotos más. Espero que os gusten y que os animéis a coser esta bonita prenda.
Un besote.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...