Páginas vistas en total

viernes, 23 de diciembre de 2016

¡FELIZ NAVIDAD!

Hola chic@s! Una entrada cortita solo para desearos una muy Feliz Navidad. Espero que todos la disfruteis en compañía de vuestros seres queridos. 
Besos. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 15 de diciembre de 2016

School Days Jacket

Hola chic@s!
Las que me seguís por Instagram ya habéis visto la prenda que os enseño hoy y ya sabéis como terminó el día del estreno. Ahora mismo la tengo en la tintorería y rezo para que quede lo mejor posible. 
Para las que no sabeis nada de la historia, os invito a leer esta entrada. 
A principios de temporada, cuando planeaba las prendas que mis hijas iban a necesitar para el invierno, un abrigo "arreglado" era una de las prendas que mi hija mayor necesitaba sí o sí. Tenía varias opciones en mente, pero finalmente me decidí por la School Days Jacket de Oliver and S. Se trata del patrón del típica trenca que todos algunas vez hemos tenido de pequeños. Un prenda atemporal y que sirve para cualquier ocasión. 
Como podeis ver últimamente soy mucho más práctica, y no quería un abrigo demasiado formal que solo usasemos en un par de ocasiones. 
Por eso este patrón me resultó perfecto. 


Como siempre antes de empezar un proyecto, suelo leer bastante reseñas de otras personas que han cosido este patrón. En este caso, la mayoría coincidía en que la chaqueta era bastante amplia. De hecho en las fotos de las prendas terminadas se podía comprobar que efectivamente era "crecedera".
Por eso, elegí la talla 5 para mi hija, aunque con el largo de mangas y del bajo de la talla 7.



A pesar de ello, como veis, la trenca sigue siendo grandota... vamos que tendrá trenca para un par de años más. Así que si os animais a coserla tened este dato en cuenta. 
En cuanto al nivel de dificultad, el patrón pone que es un 3 sobre una escala de 4. Aunque, como es costumbre, las instrucciones de Oliver and S son bastante claras y los gráficos muy intuitivos, yo recomendaría esta prenda a quien ya tiene algo de manejo en la costura. Incluso a quién ya ha confeccionado algún tipo de prenda similar. De hecho la forma de forrar la chaqueta en la parte de las mangas yo la hice diferente de las instrucciones porque me resultaba más fácil y cómodo. Creo que es necesario tener algo de práctica para poder tomar algunas decisiones durante las confección que se separen de las instrucciones originales.



La tela es un paño bastante grueso que compré en una tienda local el año pasado por un precio bastante bueno. El paño era reversible. Por una cara era azul y por otra gris. Yo opté por el gris porque me parecía más formal y adecuado para lo que yo necesitaba. 
Para contrarrestar la seriedad del gris, jugué con el forro interior. Escogí un algodón de patchwork muy colorido de Julián López de las rebajas de verano. Me encanta cómo la combinación de colores hace la prenda totalmente única. 




El patrón ofrece variedad de tipos de cierre. Yo opté por los típicos cierres de cuernos de trenca. Compré unos aquí en Sevilla pero eran una imitación plasticosa del cuero y  al coserlos a máquina quedaron fatal. No me gustaban nada y no había manera de sujetarlos sin que se quedara la marca de los alfileres. Por suerte mi amiga Pilicose, se ofreció a ir a preguntar a Pontejos, en Madrid, y allí había los cierres de cuero con los agujeritos ya hechos para coserlos a mano. ¡Suerte tener buenas amigas con recursos! Así que descosí los que habían quedado mal y en su lugar puse estos que veis en la foto.
 De todas formas creo que le voy a coser unos broches a presión para que la trenca quede mejor cerrada. Con las ganas de terminarla se me olvidó hacerlo en el momento.
El patrón trae la opción de hacer un chaleco alcolchado interior que se acopla a la chaqueta por si hace mucho frío. Aquí en Sevilla no tenemos inviernos extremos y no solemos bajar de los 7-8 grados. Así que no ví necesario hacerle el chaleco interior, pero si lo buscais en Google veréis que queda muy bonito y muy abrigado.



Y bueno, el dia del estreno tuvimos un percance típico de los niños. Hacía frío, estuvimos viendo un belén viviente en un pueblo cercano y al salir había un puesto de chocolates con churros... y ¿sabéis esa sensación cuando veis pasar las cosas como a cámara lenta? pues yo fue ver el vaso de chocolate y pensar que se iba a derramar.. y ya se lo había derramado encima.
No sabeis que disgusto. ¡Con todo lo que había trabajado!  Aunque bueno todos los males sean esos.
Así que tengo la trenca en la tintorería a la espera de que obren el milagro y eliminen la mancha.
Os mantendré informadas.
Os dejo algunas fotos más. Espero que os gusten y que os animéis a coser esta bonita prenda.
Un besote.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 5 de diciembre de 2016

Blusa +shorts: también para el invierno

Hola chic@s! ¡Como estáis? ¿De puente? por aquí no hay nada de puente. Los peques tiene cole los días que no son de fiesta.. así que toca semana "extraña" pero contentos de tener al menos dos días de descanso.
Hoy os traigo un conjunto que le he hecho a mi peque.. también estoy cosiendo para la mayor , eh? pero parece que los astros se alinean para tener fotos de la pequeña antes que de la mayor. 
Hace tiempo que descarté hacer "sesiones de fotos" con cada prenda que cosía. Era un suplicio para las niñas y un agobio para la madre. Así que ahora aprovecho cuando se ponen la ropa para hacerles las fotos. A veces es más complicado porque hay prendas que es usar y lavar y apenas me da tiempo a fotografiarlas. Eso me ha pasado con el conjunto que os enseño hoy. 
Se trata de una blusa y unos shorts de micropana.Vamos por partes:


(Me vais a perdonar las malas fotos de interior, ok? lleva unas semanas lloviendo a cántaros)

 La blusa está sacada del libro Noveaux Intemporels pour Enfant, de Astrid le Provost, la creadora de los patrones Citronille. 


Es un libro francés precioso. Con unas fotos y una encuadernación ideales. Trae patrones de todo tipo: de invierno y verano, para niños y niñas y también de algunos complementos como bolsos o cojines. Las instrucciones están en francés y son bastante escuetas.. aunque como yo no tengo ni idea de francés me hubiera dado igual que fuesen más largas..jeje. Las hojas de patrones están impresas en papel de buena calidad y no hay demasiadas líneas superpuestas por lo que calcar no se hace demasiado complicado. El margen de costura de 1 cm viene incluido en cada patrón.

El patrón de blusa que he cosido se llama Blouse à empiècement. Es una blusa sencilla con canesú alto , falda de vuelo y manga larga. Como modificaciones yo he reducido (bastante) en vuelo de las faldillas y la trasera la he cerrado con un par de botones omitiendo la tapeta que viene en el patrón original.


A modo de adorno, tan solo un piquillo fino de terciopelo.
La tela es un viyela amorosa de Julian López de las rebajas del año pasado, con dibujos de niños jugando en el parque.


(Obviad la postura: "mami acaba ya" con chepa incluida).

Como os digo la blusa es cómoda y muy muy ponible. La hemos usado bastante y seguiremos haciendolo. Para mi hija cosí la talla 6 y se la veo bien aunque un poco estrecha de hombros. Yo diría que el libro en general talla un poco justo.

Para completar el conjunto, le cosí unos shorts en micropana azul marino. El patrón del short es el Puppet Show Short de Oliver and S, un clásico mío de este verano que me da siempre buen resultado. Este es el tercero que coso.
En el libro Noveaux Intemporels pour Enfant, la blusa venía a juego con otro short, pero para mi gusto era demasiado largo. Parecían unas polainas. Así que decidí no jugarmela haciendo modificaciones y me fui a lo seguro con el patrón de Oliver and S.


Este patrón lo tengo ya tan trillado quecortar y coser sólo me lleva dos horas. Estos en concreto son la talla 5 y le va clavado a mi hija. El detalle de los bolsillos fruncidos eslo que los hace diferentes.


En resumidas cuentas un conjunto trotero, arreglado pero informal, ideal para cualquier ocasión. Ese día llovía mucho y lo combinamos con botas altas. Aunque con manoletinas o merceditas al tono del leotardo también queda muy bien.
Si quereis saber más sobre el libro de patrones que os he recomendado hoy echad un vistazo a estos enlaces aquí y aquí.
Espero que os haya gustado y que paseis una buena semana/puente.
Un besote
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 28 de noviembre de 2016

Playtime Dress de Oliver and S

Hola chic@s! Comenzamos nueva semana, ya casi metidos de lleno en la Navidad.. ¡uff qué rápido pasa el tiempo! Ya he visto en Instagram muchas fotos de gente que ya han colocado el árbol de Navidad...¡Qué pereza!
Hoy os traigo un vestido "trotero" para mi pequeña. De esos que te puedes poner para ir a jugar al parque o para ir de comida familiar. Vamos un arreglada pero informal en toda regla. 
Se trata del Playtime Dress de Oliver and S. No os voy a dar otra vez la tabarra sobre lo buenos que son los patrones de esta firma ni lo bien que quedan , etc, etc. Sólo deciros que tenía este patrón desde hacía bastante tiempo y que me arrepiento de no haberlo usado antes. El patrón del Playtime Dress es un combo de vestido/túnica más leggings. Los leggings no los he probado, pero los tengo en la lista de pendientes para cuando me hagan falta.
Si una cosa puedo "criticar" a los patrones de Oliver and S, es que sus fotografías son poco atractivas. Es decir, veo el dibujo técnico y me llama la atención, pero la foto real que lo acompaña no siempre es una buena carta de presentación. No sé si el problema está en las fotos, en las telas elegidas o incluso en la talla que lleva la modelo. Luego voy a Google y entonces veo cómo quedan realmente y la mayoría de las veces me encanta el resultado. ¿No os pasa lo mismo?



Se trata de un vestido o túnica sencillo con corte alto por encima de la cintura, hombros caidos y manga larga. El cuello a la caja, que se remata con una vista,  se puede terminar exteriormente con un pespunte decorativo en dos opciones: redondo y cuello bebé.  La trasera se cierra con tres botones a juego. 
La falda fruncidad, sin exceso de vuelo, lleva un bolsillo escondido a cada lado que me olvidé de fotografiar :(. Podría haber pasado de ponerlos, porque mi hija no los necesita, pero me apetecía ser fiel al patrón original.
En la siguiente foto veis el pespunte decorativo del cuello:


  
Y el de la trasera: 



Para mi pequeña cosí la talla 5 sin modificaciones, excepto el largo de la fada que lo recorté en varios centímetros para adaptarlo más a mis gustos. 
La tela de perritos, es de Ribes & Casals del año pasado. Es una tela de patchwork con consistencia. No tiene demasiada caida pero creo que para este modelo ha quedado bien. Como el vestido no va forrado lo usamos con camiseta interior o con rebeca azul marino. 
Las fotos son de principios de mes y hacía un  día tan estupendo que durante un buen rato pudimos ir sin abrigo. 


Es un vestido que queda sueltecito. Por eso es tan cómodo para jugar. De hecho lo hemos llevado a un cumple en parque de bolas y ha resultado genial. Es ideal como vestido "trotero", porque llevas a la niña mona y cómoda a la vez.

Si estais buscando un vestido sencillo, rápido de coser (en un par de horas está listo) y muy versátil, este es vuestro patrón. Admite muchas variantes. Y con una tela más elegante se puede obtener un look ideal para ocasiones más arregladas. Echad un vistazo a estos enlaces, que seguro que os sirven de inspiración, aquí, aquí, aquí y aquí.
Que tengais buena semana costurera. Un besote
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 21 de noviembre de 2016

Vestido Ciao Bella

Hola chic@! Empezamos nueva semana pasada por agua en casi toda España. No me disgusta la lluvia, pero reconozco que es un engorro para el día a día, porque aquí caen tres gotas y ya no damos pie con bola: atascos, acumulación de colada, calles desiertas..etc. Es lo que tiene vivir con un verano de más de 6 meses... que no estamos acostumbrados al mal tiempo.
Hoy os traigo un nuevo modelito "arreglao" para mi peque. Se trata del modelo Ciao Bella de Cosotela que no es más que una modificación de su patrón de vestido trapecio con volante, el cual ya os enseñé aquí. 
Pues bien, la modificación del patrón que propone Antonia es supersencilla y el resultado es un vestido con vuelo muy mono y arregladito para las niñas, sin llegar a ser exagerado. Como me gustó mucho, compré la tela, compré los adornos de mercería, lo corté y.... se quedó guardado en un cajón casi un año. No me gusta dejar aparcados proyectos, pero reconozco que con este me desinflé enseguida, porque al hacerle una prueba la niña vi que le quedaba bastante grande. Debí haber cortado una talla menos.. pero ya no tenía más tela.. así que se quedó en un cajón a la espera de un momento de mayor inspiración. 
A principios de esta temporada me pudieron los remordimientos por haber dejado el vestido así a medias con todo preparado para coserlo. Se lo volví a probar a la niña y ya no se lo veía tan mal, aunque por el largo ya no lo podría utilizar la mayor. Y así es como pasó a ser de la pequeña. Con un par de arreglillos, que no me llevaron mucho tiempo, se lo adapté perfectamente. A veces nos ofuscamos con un proyecto y cuando lo volvemos a retomar tiempo después nos damos cuenta de que no era para tanto. ¿No os pasa?



Como veis se trata de un vestido sencillo con un corte alto por encima de la cintura natural y un volante en el bajo. 
Lleva manga francesa (no me daba la tela para más) rematada con un bolillo en verde a juego con las florecitas del vestido. 



La tela es una viyela suave de Galerias Madrid del año pasado en tonos rosas y verdes. El bajo del vestido también se remata con un bolillo más ancho del mismo color que el de las mangas. 
Este vestido no va forrado, porque lo tenía pensado para principios de otoño y primavera. De ahí también la manga francesa. Pero pienso que con una rebeca o chaquetita al tono puede quedar también muy resultón. 



El cuello está rematado con un bies visto de la misma tela. La espalda se cierra con botones verdes a juego. 
Como ya os he dicho es un vestido sencillo que se puede adpatar a muchos estilos dependiendo de la telas y los adornos que utilices. En este caso quedé muy sastisfecha con el resultado, aunque si os digo la verdad, mis hijas no necesitan muchos más vestidos arreglados. Con un par cada una tienen de sobra. Me siguen encantando este tipo de vestidos y me encanta vérselos puestos. Pero me da mucha pena que los utilicemos tan poco. Nuestra vida social se reduce a cumpleaños, parque de bolas, y salidas campestres con los amigos. Así que lo que necesito son ¡vestidos troteros ya! Ese es mi propósito de enmienda desde ahora..jajjaja A ver si lo consigo. 
 Os dejo con unas fotos de lo que más le gusta a mi hija... que el vestido vuele:



Que tengais buena semana... y al mal tiempo, más costura ;)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 14 de noviembre de 2016

Tic Tac Toe Dress

Hola chic@s! Comenzamos nueva semana y os traigo el que probablemente sea uno de mis vestidos favoritos de todos los he cosido nunca. Se trata del Tic Tac Toe Dress de Sewpony Vintage. 
Hace tiempo que sigo varios blogs de chicas australianas. Me gusta su estilo cosiendo porque se acercan más al gusto europeo al que estamos acostumbradas por aquí. Así que cuando Suz lanzó este nuevo patrón no pudo menos que llamarme la atención. 
Sus primeras versiones fueron veraniegas, ya que ellos por allí abajo van a entrar en verano dentro de nada. Pero cuando lanzó versión con mangas largas y 3/4, no me pude resistir. Lo bueno de estar en dólores australianos es que al cambio el patrón sale bastante barato. Y os digo desde ya que merece la pena. 


 Lo mismo que os digo que es un patrón que merece la pena, también os digo que , en mi opinión, no es apto para novatas. Se necesita algo de experiencia para obtener un buen resultado. Y eso porque el patrón es bastante amplio. Demasiado para mi gusto. Según la tabla de medidas mi hija estaba en la talla 6 clavada por contorno de pecho y altura. Sin embargo, según  la tabla de medidas del vestido terminado, la talla 6 le quedaría enorme. Así que tuve que hacer algunas modificaciones sobre la marcha. Finalmente le corte la talla 5 con un ancho de la talla 4 (y tiene 7 años). Sobre la marcha fui rectificando el ancho. De hecho tuve que meterle un poco a la cremallera a la altura de la cintura para que se adaptase mejor a su cuerpo. Por eso os recomiendo que midais muy bien el patrón y sobre todo, que os fijéis en la tabla de medidas del vestido terminado.



Una dificultad añadida fue la tela que elegí. Se trata de un estampado clásico "Príncipe de Gales" en tonos negros y blancos. Al principio cuando me vino al idea de usar esa tela pensé que quizás quedaría demasiado oscuro. Sin embargo, cuando fui a la tienda y ví la tela blanca con puntitos negros, la combinación me convenció del todo. El vivo rojo sería lo que terminaría de darle la gracia al vestido. 
El casamiento de los cuadros supuso un trabajo extra. Pero creo que ha merecido la pena. Los dichosos cuadritos están casados bastante bien..aunque como no hay matrimonios perfectos, en algunos sitios ha sido imposible juntarlos del todo. 



El patrón da varias opciones de mangas, cuellos y faldas. Yo elegí la manga 3/4 a la que añadí un puño de la tela de contraste para darle más luminosidad al vestido. La parte divertida del vestido la ponen los bolsillos con vivo que se conectan con el vivo del cuerpo. Estuve dudando si ponerle los lazos, pero ya sabeis que yo soy pro-lazos y mientras siga viendo a mi hija bien con ellos creo que los seguiré usando. 
El interior del bolsillo también está hecho con la tela de contraste aunque se me olvidó sacar foto. 
Aunque en el patrón sólo vienen las instrucciones para forrar el cuerpo del vestido yo decidí forrarlo completamente para que fuese más calentito. La tela es bastante suave, pero aun así quería evitar el roce de las costuras. 



La trasera se cierra con cremallera invisible.. que a mí me quedo más visible de lo que me hubiera gustado. Estaban tan preocupada por casar los cuadros de la espalda y de la falda que cuando ví que se notaba un poco la cremallera me dió mucho coraje. La intenté arreglarla un poco y creo que está aceptable, aunque si es cierto que se sigue viendo algo. 




Con todo, sigo estando enamorada de este vestido. El color y la combinación en rojo favorecen mucho a mi hija. Y yo la veo preciosa. Creo que este vestido será uno de los que más usemos estas Navidades. 


Espero que os haya gustado y que os animeis a coser este patrón. Mi hija necesita vestidos y faldas troteros pero se me cruzan por medio vestidos como estos y se me nubla la mente..jajaj. 
Un besote y que tengais buena semana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 7 de noviembre de 2016

La brujita Andrea

Hola chic@s! Cierro hoy la trilogía de disfraces de Halloween con una disfraz de bruja. Un disfraz clásico y socorrido para esta fiesta pero no por ello menos bonito y simpático. 
Ya os comenté en las dos entradas anteriores (aquí y aquí) que mi amiga @marga_inglesias76 me había hecho los complementos para los disfraces de mis hijas. Así que en señal de agradecimiento decidí hacerle un vestido de bruja a su hija Andrea. Simpre es un placer coser para ella porque agradece mucho cualquier costura, sobre todo si es un vestido de "princesa" que tenga vuelo..jeje. 



Para confeccionar el vestido de Andrea usé el mismo patrón que para Irene. Hice las mismas modificaciones: dividí en tres el delantero e hice el escote cuadrado, rematando con un piquillo la parte negra para conseguir mejor el efrecto corpiño del delantero. 
La falda es de capa entera, como podeis ver en la foto de arriba, llevando por encima una sobrefalda de picos para darle más colorido y luminosidad al vestido. 


La tela del disfraz es rasete de disfraces en tonos negros, morados y narajas. Cosulté a su mamá para que me diera el visto bueno y le pareció bien, porque además de ser los colores típicos de Halloween, tenían en casa un sombrero de bruja en esos tonos. La foto no le hace justicia a los colores del vestido, porque el rasete brilla y los colores no se aprecian bien, pero son iguales que los del sombrero. 


El vestido le queda sueltecito porque la idea era que pudiera llevar camistea debajo por si refrescaba, cosa que no pasó. Ese día hizo hasta calor. Ya sabéis que no me gusta la ropa crecedera, pero para los disfraces que sólo se ponen una vez al año puedo hacer una excepción. Es una pena que no lo vaya a reutilizar el año que viene, ¿no?

La trasera la he cerrado con velcro, que es una forma cómoda y sencilla y que suelo usar para los disfraces. Coser cremalleras en estas telas de fiesta es bastante rollazo y evito descoser lo máximo posible. 


Por lo demás, fue un disfraz rápido y fácil de confeccionar. La tela no deshilacha con lo que hay zonas en las que no tienes que sobrehilar. Y al cerrarse con velcro no tiene mayor complicación. En dos ratos estaba listo para que Andrea lo luciera en su fiesta del cole. 
Me dice su madre que recibió muchos cumplidos.. y yo más contenta que si lo llevara mi propia hija... porque cuando coses para otros siempre te queda la cosita de si gustará o no..
Bueno pues con esta entrada doy por terminado, por fín, el tema Halloween. 
A partir de la semana que viene me centraré en poneros fotos de las nuevas prendas de temporada que he ido cosiendo. 
Un besote y que paseis buena semana


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 3 de noviembre de 2016

¡Que le corten la cabeza!

Hola chic@s! Con la resaca de Halloween aún encima, hoy os enseño el disfraz que le hice a Irene. Supongo que nada más leer el título de esta entrada ya habréis deducido de que se trata: la Reina de Corazones. 
Reconozco que era un disfraz al que le tenía muchas ganas y que ante la duda de mi hija sobre qué llevar en Halloween, le dí un "pequeño empujoncito" y se lo metí un poco por los ojos. Una vez terminado, quedó supercontenta, aunque se lamentaba de que no daba mucho miedo. La convencí diciendole que era la mala del cuento y que mandaba cortale la cabeza a todo el mundo. Eso ya le gustó más y se conformó. 


La verdad es que tenía ganas de algo muy espectacular, y tras mirar mucho por Internet diseñé mi propia versión del disfraz. Ajustando al máximo mi presupuesto (me gusta coser disfraces pero para mí es un contrasentido gastar más de lo que pagaría por uno de tienda, en condiciones se entiende, no de chino), escogí varias combinaciones de tela. Aunque pueda parecer muy exagerado, de algunas telas solo compré una cuarta, con lo que el coste total de todos los materiales creo que llegó a unos 25€. 



El patrón del vestido lo hice modificando un patrón base de niña que tengo ( en este caso también es el Tea Party Dress de Tadah Patterns). Le hice unos cortes en el delantero y dibujé el escote cuadrado. El cuello levantado me dió un poco de quebradero de cabeza y tuve que descoser varias veces y hacer algún que otro chanchullo a mano. Pero una vez puesto no se nota nada de nada. Las mangas son las que vienen con el patrón orginal pero con el añadido de encaje. Suerte que hizo una temperatura ideal porque con camiseta debajo no hubiera lucido tan bien. 

 Fotos decentes del día de Halloween no tengo casi ninguna. Estaba muy alterada con tanta fiesta y tanto dulce que resultó casi imposible. Menos mal que le hice algunas en casa el día que terminé el vestido para que podais ver mejor los detalles.






Algo debí hacer mal a la hora de cortar porque la trasera no cerraba bien. Cuando ya estaba empezando a desesperarme pensando que tendría que cortar otro cuerpo, mi amiga PiliCose me sugirió que le hiciera unos ojales y que le pasara una cinta para atarlo en modo corpiño. La verdad es que fue una idea genial (gracias Pili) porque ha sido uno de los detalles del vestido que más ha llamado la atención. 

Los corazones están hecho de una especie de tela-papel-plástico brillante que había en la tienda de telas. Hace como un efecto 3D muy chulo y me la tuve que traer a casa sí o sí. Lo malo es que no podía ponerle alfileres para coserla al vestido. Así que después de pensar un rato la pegué al vestido con cinta de doble clara (sí hijas mías, la necesidad agudiza el ingenio) y después le pasé un pespunte. Rápido y eficaz..jeje
Las pasamanerías de la falda son del chino... en un chino hay de tó, como se suele decir. 
Creo que en las fotos no se aprecia pero en el bajo bordé con la máquina una cenefa de corazones, que le dan un toque muy chic al vestido.



Los complementos, corona y cetro, son obra de mi amiga @marga_iglesias76, que la embarco en todas mis locuras. Otra vez te doy las gracias desde aqui. 


A pesar de que es chulisimo, el cetro duró un telediario, porque le dió un golpe
y partió la parte de arriba :((


Bueno, espero que os haya gustado tanto como a nosotras. Mi hija está encantada. La falda tiene 2,5 metros de vuelo y eso la tiene como loca dando vueltas. Dice que vamos a guardar bien el disfraz por si algún dia vamos a Disneyland Paris y se lo puede poner allí..jajaja
Ya solo me queda un disfraz que enseñaros...ya sé ya sé... la pesá de los disfraces..jajaja
Un beso y buen fin de semana
 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 31 de octubre de 2016

La novia cadáver

Hoa chic@s! ¿Todo preparado para pasar mucho miedo esta noche? Aunque haya gente que esté en contra (toda opinión es respetable), yo me declaro fan de Halloween. Me gusta esta fiesta. Me gustan los disfraces y me gusta la diversión. Así que nosotros sí celebramos Halloween. 
De hecho este año he cosido tres disfraces, pero para no hacer la entrada muy larga voy a repartirla entre los días de esta semana. Así que aprovechando que el viernes pasado tuvimos fiesta de Halloween en la academia de inglés os muestro el primero de ellos. 

Mi peque venía diciendo desde finales de agosto que ella quería ir de novia cadáver. No sé por qué esa película se le habrá quedado grabada en la mente porque sólo la había visto una vez y hacía bastante tiempo. Pero el caso es que no quería otra cosa. 
Así que como una es una bien mandada, me puse manos a la obra. 
Y tengo que decir que el resultado me ha encantado. 


Lo primero que supuso un reto a la hora de confeccionar este disfraz fue intentar adaptar el modelo a una niña de 5 años. Era obvio que el vestido de la muñeca original no era adecuado para una niña pequeña, por lo que tuve que hacer una interpretación más o menos libre que fuera acorde con la edad de mi hija. 
La mayor complicación que tenía el modelo, a mi entender, era el color y la sensación de putrefacto que debía tener. Por lo demás, se trata de una hechura sencilla, sacada de una patrón base de vestido de niña (en este caso fue el Tea Party Dress de Tadah Patterns), al que modifiqué el escote para hacerlo en pico y bajé el talle, en pico también, para dar un poco la sensación de vestido de novia. Adorné el escote y el bajo del talle con piquillo y pasamanería plateados.



Para obtener el color "putrefacto" del vestido tuve que hacer varios experimentos con la tela. Ahí como la veis, la tela original es un crep labrado en tono blanco roto, con bastante caída, que compré en Julian López por solo 3€/m. El tinte se lo apliqué una vez que el vestido estuvo confeccionado,  a excepción de la manga de huesos. El bajo también lo hice jirones antes de echarle el tinte. Con niña vestida y encima de la mesa, comencé a rasgar el bajo del vestido de la manera más irregular posible, aunque lo tuve que sobrehilar para que no se deshilachara.  

Para teñir el vestido usé pintura acrílica, de manualidades, en una combinación de azules, negros y blancos que más o menos me inventé y agua. Sumergí varias veces el vestido en  un cubo dentro de la bañera y lo colgué chorreante de una percha. Con la ducha fuí mojando el vestido de manera que por arriba fuese más claro y que el color se concentrase abajo. Además, con hilo había atado algunos nudos en la falda, para obtener un efecto disntinto en ciertas zonas. Dejé el vestido escurrir y secar en la bañera y listo. Repetí la misma operación con el velo, que no era otra cosa que un visillo reciclado al que le hice las formas en pico, con algunos agujeros y algunos "bordados".



El siguiente reto fue la manga de huesos. La otra manga y el cuello lo había solucionado con tul elástico en tono azul, ya que la muñeca original tiene todo el cuerpo en esos tonos y mi hija me recalcó muy mucho que ella tenia que ser azul :)
Para la manga de huesos usé una camiseta vieja de licra de esas de hacer deporte, que tenía en casa. Pintar los huesos me trajo de cabeza porque ninguna pintura agarraba bien. Finalmente y en un arranque de "por mis narices que lo pinto" usé pintura normal de pared.. y vaya si agarró..jajaja. 
Espero que no haya nimgún médico en la sala porque la anatomía del brazo deja bastante que desear...jajaja. Con la mano no me compliqué y compré un guante en una tienda de disfraces.

Otra cosa que mi hija señalaba como imprescindible eran las costillas. Tenía que tenerlas sí o sí. Así que usando la misma cutre-técnica que con el brazo pinté dos costillas (anatómicamente imperfectas para un cuerpo de 5 años ..jjj) y se las coloqué en un jirón de la tela. 


Los complementos, corona de flores y ramo, son obra de mi amiga @marga_iglesias76. Gracias desde aquí  por implicarte en todas mis locuras..jejeje. 
El look se completa con la peluca azul y un guante también teñido y roto en la otra mano. Como el maquillaje no se me da muy bien, no me compliqué demasiado y simplemente le pinté la cara de azul y los labios en tono azulado. Unas cicatrices y andando. 
Ni que decir tiene lo supercontenta que iba mi niña. Y lo que llamó la atención. Porque aunque se ve un disfraz casero, es bastante original y ella se sentía superimportante. 
Perdonad por esta entrada tan larga.... 
En las próximas os enseñaré los otros dos disfraces que he cosido. 
Un besote y feliz Halloween. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 24 de octubre de 2016

El "Cuqui-chándal".

Hola chic@s! Aquí estoy de nuevo. Siento haber estado tan desaparecida pero las costuras de la nueva temporada están siendo un poco caóticas y no me termino de organizar ni para coser ni para publicar. Voy con bastante retraso.
Como creo que ya os he comentado en alguna otra ocasión, no soy de la "liga anti-chándal". Soy de las que reconoce la utilidad del chándal. Me parece una prenda cómoda, calentita y funcional, y mis hijas han llevado chándal desde siempre. Eso no quiere decir, ni mucho menos, que sea mi prenda favorita ni que lo usemos para cualquier ocasión, sobre todo teniendo en cuenta que los chándales que venden las tiendas muchas veces de bonito tienen poco. Así que cuando este año algunas firmas de moda infantil sacaron versiones "cuquis" de los tan odiados-amados chándales, no me pude resistir. 
No me gusta copiar, pero reconozco que sí me he inspirado bastante para crear mi versión del "cuquichandal".


La sudadera, tan de moda esta temporada, lleva un corte un poco por encima de la cintura y una faldilla de vuelo. El patrón es de la revista Ottobre (sí, sí), número 4/2016. El modelo es el 16, aunque con algunas modificaciones. Alargué la manga hasta el puño y la faldilla la hice recta. En la revista la faldilla hacía un efecto globo en el bajo, pero no me gustaba para este tipo de tela. Además abrí un poco más el cuello, porque quería rematarlo con un bies de algodón. El patrón está pensado para una tela de camiseta con una buena elasticidad. Sin embargo, mi tela es una especie de sudadera con pelito por dentro muy gustosa, pero con casi nada de elasticidad. De hecho todo el chándal está cortado al contrahilo porque era la única dirección en la que la tela estiraba un poco. Por eso corté la talla 122 para mi hija, aunque por sus medidas el ancho de pecho correspondía con la 116. Creo que para ser una sudadera, la holgura ha quedado bastante bien. 

A modo de adorno hice un aplicado en forma de estrella con un lacito de cuadritos vichí. El aplicado, cosido a máquina con un pequeño zigzag, podía haber quedado más fino, pero con el lazo se disimula bien. 




Yo no estaba buscando precisamente una tela en color rosa bebé.. pero por aquí no es fácil encontrar tela de sudadera y no se puede ser muy exigente con lo que hay. De hecho esta tela, me dijo la chica de la tienda, que era para mantitas y sacos de bebés. De ahí su poca elasticidad y los colores tan limitados: rosa, celeste y blanco. 
Mi hija, de todas formas está encantada con el color, aunque yo me temo que no aguante en condiciones mucho tiempo. Sólo espero que el tejido no sufra demasiado al lavarlo. 




El pantalón es también de la revista Ottobre, del número 6/2014, aunque con modificaciones: le quité los bolsillos y lo alargué para eliminar el puño del tobillo, que mi hija los odia porque no hacen que el pantalón quede "fino" (estrecho). Hice la talla 122 y aunque ella están encantada con que sea estrechito y dice que se siente cómoda, no sé si para una tela que estira tan poco hubiera sido mejor cortar una talla más. 


  
Toda la prenda estás cosida con la puntada overlock de mi máquina de coser, que es bastante segura e ideal para estos tejidos que no deshilachan. El bajo de la sudadera y de los pantalones está cosido con aguja doble. Tengo que practicar más con este tipo de puntadas porque a veces se saltan algunas puntadas. ¿Os pasa también a vosotras?




En resumen estoy bastante contenta con el resultado... la verdad es que ha quedado un conjunto muy dulce. Me da hasta pena que lo guarree en el colegio, porque como dice mi amiga Lola, es un chándal de vestir..jajaja. Creo que de momento lo voy a reservar un poco. ¿Vuestros niños también se ponen las rodillas y los culos de los pantalones hechos una pena? En el patio de nuestro cole hay albero, y a veces no hay manera de sacar el color amarillento de los pantalones...  y es que yo también ¡estoy harta de tanto frotar! jajaja



Bueno chicas, espero que os haya gustado. ¡Nos vemos pronto! 
Besos


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...