Páginas vistas en total

lunes, 8 de mayo de 2017

Feria 2017

Hola chic@s!
Se acabó la Feria de Abril de este año. Ya tengo todo recogido, los trajes lavados y guardados a la espera del año que viene. Ha sido un Feria un tanto extraña, porque este año ha tenido un día más, ha coincidido con el puente del 1 de mayo y porque los virus nos visitaron a mediados de semana y desde entonces no hemos vuelto a pisar el Real. Aun así ha habido tiempo de disfrutar y de lucir nuestros nuevos trajes de flamenca. 
Como llevaís tiempo viendo por Instagram, este año decidí hacerle trajes de flamenca a las niñas. En princpio sólo para la mayor, pues al ser alta y delgada, los que ví en las tiendas no le sentaban nada bien. Pero finalmente, decidí hacerselo a las dos. 
Como he comentado muchas veces, la confección de trajes de flamenca no es difícil en sí. No requiere poner en práctica técnicas costuriles avanzadas. Sin embargo es una costura pesada y larga y a veces  tediosa. Metros y metros de tela, metros de cordoncillo con la remalladora y mucha precisión a la hora de cortar. 
Hace un par de año compré en Julián López unas telas con la idea de hacer unos trajes de flamenca cortitos tipo Marisol... pero la cosa se complicó, las ganas de coser se vinieron abajo y la tela se quedó guardada en un cajón. Reciclé unos trajes heredados y las niñas fueron a la feria vestidas de flamenca.
Este año, como os comentaba, ya no había traje que heredar y necesitabamos unos nuevos sí o sí. Así que a finales de enero me puse manos a la obra. 



Como la tela que había comprado hacía dos años no era suficiente para las talla que ahora usamos, necesitaba combinarla sin más remedio. Fui en rebajas a Julian López y fue como si me hubiera tocado el gordo, porque encontré una tela de la misma textura con los mismos tonos que la tela de flores. Vamos eso no se vuelve a repetir en la vida..jejeje. 
Probé varios diseños y finalmente me decanté por este que veis con un volante bajo en tono fucsia y el resto de flores. 
El patrón del cuerpo del vestido es de Patrones Mujer, del vestido de flamenca tipo Marisol. Las mangas del patrón venía excesivamente fruncidas para mi gusto y tuvo que hacer muchos retoques para dejarla sin frunce ninguno. Por aquí las mangas tan fruncidas solo se ven en bebés. La falda y los volantes los hice yo misma. No he sacado foto del interior pero la falda es de nejas haciendo un círculo completo (360º). Creo que me pasé un poco con el vuelo porque el traje pesa bastante, pero en conjunto ha quedado bien.
El talle sube en pico hacia la cintura para darle un poco más de gracia. Se llevan los talles bajos, pero no a todas las niñas les sientan bien. La mía es muy estrechita de cuerpo y los que le probaba en las tiendas con el talle tan bajo le hacían parecer una sardina. Creo que hay que saber adaptarse a lo que a cada una nos sienta bien y no solo seguir la moda que nos imponen.



Para la peque usé el mismo patrón en talla 6, aunque modifiqué las mangas. La manga de la hermana me dió mucha lata para quitarle el frunce, así que con este corté por lo sano y le coloqué solo unos volantitos en la sisa. El vestido en sí tiene un corte más clásico y que por tanto, tardará más en pasar de moda. Combiné la tela estampada con popelín amarillo haciendo un volante doble. La falda la corté también de nejas pero de 3/4 de capa para que no pesase tanto como el de la hermana.
En ambos casos, prescindí que adornos y me limité a rematar los volantes con la puntada de cordoncillo de la overlock. En mi opinión la tela ya decía bastante por sí misma sin necesidad de muchos más adornos. 
En cuanto a la confección pues no hay mucho más que contar. Ha sido una costura larga, de varios meses, intentando planificar bien las horas de costura y metiendo alguna costura desestresante por medio. Y aunque a veces las fuerzas flaqueaban, la verdad es que el resultado merece la pena. Además a los dos trajes les he dejado bastante margen para poder usarlo unos pocos años más. 
Yo las veo a las dos ideales y hemos recibido muchos cumplidos. 
 
Os dejo más fotos: 






( El mantoncillo lo lleva de cualquier manera porque se lo había quitado ya varias veces...)

Y bueno, aunque durante un segundo también pensé en hacerme un  traje de flamenca para mí, volví a la cordura y decidí comprarme uno. No me daba la vida para más. Elegí un modelo de Micaela Villa, sencillo y cómodo y con un estampado muy llamativo que recuerda a los mantones de manila, que ha gustado mucho.


Hasta aquí todo lo que ha dado de sí la costura flamenca de este año. Ahora necesito ponerme a coser ropa de verano. Sobre todo de trote. 
Un besote y que paséis buena semana. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 comentarios:

  1. No me canso de verlos, de leer las explicaciones, me parece un mundo aparte... no me puedo ni imaginar las horas, los metros, los sudores, el lio montao en casa... pero te aseguro que merece la pena! y tu estas guapisiiiiima!
    besos,

    ResponderEliminar
  2. Flipando en colores!!! No tengo más palabras, no será complicada la costura, pero yo no sé si me atrevería!!
    La verdad es que no sabría cual de los dos elegir, porque me gustan mucho los dos, la hechura, el cordoncillo, la combinación de colores... son sencillamente ideales!!!
    Y a ti, te veo guapísima con el vestido y esos estampados tan bonitos!
    Espero que los virus se hayan ido ya!!!
    Mil bikiños

    ResponderEliminar
  3. María espectaculares los tres trajes, los de tus niñas son preciosos! Enhorabuena por el esfuerzo!
    Tomo nota de lo de empezar en enero que el año que viene me toca coser traje para mi hija jejeje

    ResponderEliminar
  4. Qué cosa más bonita! las telas son una preciosidad, y aunque digas que no es complicado, me parece un lío tremendo coser un traje de flamenca. Preciosos!!!
    besos
    Diana

    ResponderEliminar
  5. Que bonitos los trajes!!, y que bien combinados, son una preciosidad, y el tuyo ya hay que morir!! Que preciosidad de vestido, que guapisima que estas, y que originalidad con ese aire de manton, muchas felicidades por las costuras y por lo guapa que ibais las tres, un besote desde El Puerto, Montse. P.D. me llegue a Sevilla hace un tiempo en un viajecito rapido y he comprado para el traje de mi niña tela baratita, para lo que se encuentra por aqui, en una de las tiendas que me comentaste, muchas gracias. Muacks guapa

    ResponderEliminar
  6. Muchisimas gracias a todas por vuestros comentarios.Subís la moral a cualquiera.
    Un besote

    ResponderEliminar
  7. Que pasada de vestidos, los tres son súper bonitos.
    Y aunque "no sea una costura complicada" lleva un trabajazo tremendo, tienes muchísimo mérito.

    ResponderEliminar
  8. Ya te dije en instagram que estás espectacular con tu vestido, guapa a rabiar.
    Decir que los vestidos de tus hijas son preciosos me parece poco, no tengo palabras, ¡qué maravilla!
    Me están entrando ganas de ir a la feria del año que viene!
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.